Skip to Navigation

Causas comunes de fuga de brida

Joint Integrity

El factor humano sigue siendo la causa número uno de fuga de brida. Gracias a una formación acreditada, el candidato será consciente de las cuestiones clave que debe tener en cuenta antes de ensamblar y apretar una conexión apernada embridada.

Tensión irregular en los pernos. Un procedimiento incorrecto de apriete/ensamble o un difícil acceso a los sujetadores puede dejar algunos pernos flojos mientras otros están demasiado apretados, lo que puede aplastar el empaque. Esto puede causar fugas en servicios, especialmente en aquellos a altas temperaturas, al relajarse los pernos que están muy cargados.

Alineación incorrecta de bridas. La alineación incorrecta, especialmente el paralelismo entre las caras de las bridas, causa una compresión del empaque irregular, aplastamiento local y, por consiguiente, se pueden producir fugas. Una alineación inadecuada de la línea central de las bridas también puede causar una compresión irregular del empaque y fugas de bridas.

Centrado incorrecto del empaque. Si un empaque se instala fuera de su centro en relación con las caras de las bridas, el empaque se comprimirá de forma irregular y propiciará que la junta tenga fugas. Los empaques de bobinado en espiral y los empaques con camisa doble tienen normalmente un anillo de centrado que se extiende hasta el borde interior de los pernos. Se puede cortar un empaque en lámina de modo que su diámetro exterior concuerde con el borde interior de los pernos.

Caras de bridas sucias o dañadas. La suciedad, oxidación, arañazos, salientes, salpicaduras de soldadura en superficies de asientos de los empaques y las superficies de asientos deformadas producen líneas de fuga o pueden causar una compresión del empaque irregular que puede tener como resultado una fuga de brida.

Cargas excesivas del sistema de tuberías en ubicaciones de bridas. Las fuerzas y los momentos de flexión excesivos pueden aflojar el apernado o deformar las bridas y provocar fugas. Las causas comunes son una flexibilidad inadecuada de las tuberías, el uso de pretensionado en frío para alinear las bridas y una ubicación inadecuada de los soportes o sistemas de sujeción.

Choque térmico. Las oscilaciones térmicas bruscas pueden causar una deformación temporal de las bridas. Normalmente esto supone un gran problema en las aplicaciones a alta temperatura. No siempre se pueden evitar las variaciones de los procesos. Un problema relacionado es la variación de temperatura alrededor de la circunferencia de la brida (por ejemplo, enfriamiento en la parte superior debido a la lluvia o líquido frío en la parte inferior y gas caliente en la parte superior). Si se produce este problema, se pueden instalar blindajes con chapas de metal para proteger de la incidencia de lluvia o nieve, que puede causar gradientes térmicos en la brida y producir fugas. Estos blindajes sirven también para proteger las bridas y los pernos con temperaturas más uniformes.

Especificación y tamaño incorrecto del empaque. Esto puede tener como resultado la explosión o fuga de brida durante la puesta en marcha o en servicio.

Rectificado de bridas incorrecto. Una estriación más profunda de lo especificado impedirá que se asienten los empaques de bobinado en espiral o con camisa doble y provocará una línea de fuga.

Altos niveles de vibración. Una vibración excesiva puede aflojar los pernos y causar a la larga una fuga de brida.

Valores de tensionado o torsión no válidos. Éstos cuestionan la fuente de información suministrada.

Cursos de formación. Infórmese sobre su formador ya que si no tiene más de 10 años de experiencia como supervisor con el equipo no llegará a los objetivos. Conozca a los experimentados instructores de Hydratight.